desperdicio de comida

Pérdida y desperdicio de comida

Hoy os traemos un post informativo acerca de qué es la pérdida de alimentos y el desperdicio de comida y en qué se diferencian ¿por qué? Porque esto nos puede ayudar a distinguir y concienciarnos de las distintas acciones que podemos llevar a cabo para remediarlos.

desperdicio de comida

Alrededor de un tercio de los alimentos que se producen a nivel mundial, se terminan perdiendo o desperdiciando (dato según FAO). Esto no solo contribuye a la destrucción del medioambiente por el impacto que lleva consigo, sino que es algo totalmente inaceptable en un planeta en el que casi mil millones de personas pasan hambre, y esto se debe a un mal uso de los recursos necesarios para producir y distribuir alimentos. Respetar el valor de los alimentos es el primer paso para concienciarnos de la importancia de este asunto.

Qué es la pérdida de alimentos

Tiene que ver con la cadena de suministro de los productos alimenticios y sucede cuanto éstos se pierden antes de haber llegado al mercado, una vez producidos. Las causas de esta pérdida de alimentos pueden ser plagas, problemas en la recolección, manejo, almacenamiento, empaquetado o transporte de los alimentos. Esto no se considera desperdicio de comida, pero sigue siendo alarmante que haya tomates que sean aplastados durante su transporte por la falta de insfraestructura.

Qué es el desperdicio de comida

El desperdicio de comida es el descarte o uso alternativo (no alimentario) de alimentos seguros y nutritivos para el consumo humano. Algunas de las formas en las que se da el desperdicio de comida son las siguientes:

  • La eliminación de la cadena de suministro de alimentos porque no se consideran óptimos para su consumo por el tamaño, la forma o el color.
  • Una vez que un producto está cerca de la fecha de consumo preferente o la ha superado, los comercios o incluso los mismos consumidores, los desechan.
  • Alimentos que son sanos y comestibles que simplemente se desechan en cocinas particulares o establecimientos de comida.

La asimilación de estos dos conceptos tiene una conclusión clara: producir menos alimentos y menos desperdicio de comida daría lugar a un uso más eficiente de la tierra y a una mejor gestión de recursos hídricos, que tienen impactos positivos en el cambio climático y los medios de vida.

Está claro que nuestro papel en la reducción de la pérdida y el desperdicio de comida es clave, por eso hay que ponerse manos a la obra. Puedes consultar nuestro post “zero waste, tu propósito para el buen tiempo” en el que hablamos de algunos consejos para empezar a reducir el desperdicio de comida en nuestras propias casas.

Además, puedes registrarte en nuestra webapp para empezar a salvar comida de restaurantes y comercios que no han logrado darle salida a lo largo del día y la venden a un precio más barato ¡empieza ahora!

Menu

Close offcanvas menu Close